Propiedad Intelectual… ¿Qué es eso?

Piratería, Canon, Derechos de Autor…

Habrás oído hablar mucho de los líos que hay por el Canon Digital, la Piratería… pero probablemente no entiendes nada, ni siquiera sabes lo que es y como te afecta, quien tiene razón, quien tiene que pagar, el qué y porqué …etc.

A ver si podemos explicar TODO esto de forma sencilla para que todos lo entendamos ya que hay mucha manipulación por parte de gente interesada (cuando decimos interesada, nos referimos a interés económico, por supuesto).

Para analizarlo vamos a plantear la …

SITUACIÓN:

Los músicos, cineastas, actores, cantantes … y todo quisqui que está metido en el mundillo este de la farándula y artístico, aparecen mucho últimamente en los medios de comunicación por la crisis que atraviesan a raíz de la … PIRATERÍA.

La crisis afecta a todo el mundo, esta claro, a unos más que a otros y estos NO son una excepción. Y concretando un poco, aunque los que aparecen en la TV son los cantantes famosos, los principales afectados (más aun que ellos mismos) son las casas discográficas multinacionales con ingresos multimillonarios que con estas cosas son un poquito menos millonarios, pero claro, es mejor que aparezcan los cantantes que son más populares y pueden dar mas pena, que los ejecutivos de Sony Records con sus trajes de Armani.

El caso es que esta gente es famosa e influyente y están inmersos directamente en dichos medios de comunicación con lo cual, no tienen problema alguno para conseguir toda la cobertura necesaria para rezongar sobre sus problemas e inquietudes cuando quieran.

Digo esto porque hace un tiempo en mi empresa estuvimos sin cobrar durante meses por culpa de la ecuación: (jeta de espanto del jefe + supuesta situación financiera de la empresa), y ningún periódico, emisora o cadena de TV quiso contar nuestra historia ni hacernos entrevistas… pero bueno, los famosos y este tipo de gente no tienen ese problema.

Bien, decíamos que se quejaban mucho porque la Piratería estaba “quitándoles el pan de la boca“, “esquilmando su esfuerzo“, “provocando perdidas millonarias” y “dejando a mucha gente en la calle” …

Yo pensaba que la Piratería eran los del parche en el ojo y pata de palo que navegaban los Mares del Sur en busca de tesoros o los que secuestraban pesqueros en busca de rescates, para la versión moderna. Pero NO, la Piratería a la que hacen referencia apunta principalmente al tema de las descargas P2P en Internet. Y esto igual nos empieza a sonar: Seguro que alguno de vosotros o alguien al que conocéis se “baja” musica y/o películas de internet con alguno de los programas estos que “sirven para eso“, como por ejemplo … ¿a que te suena “La mula” o “el Emule“? Bien, pues eso que estáis haciendo es lo que está provocando ese inmenso daño que describen y la fuente de las quejas de toda esta gente.

Vale, pues más o menos este es el “problema

¿Qué, te ha pillado un poco de sorpresa, no?

No aciertas a comprender porque les estas haciendo a estos tanto daño solo porque te has bajado algunas canciones y películas para ver en casa con tu familia, o pasárselo a tu vecino del 3º. Además, lo has hecho desde siempre, antes eran cintas de cassette que te pasaba tu amigo Rafa y ahora son archivos de ordenador.

Bueno, es lógico, tu te has ahorrado una pasta gansa (el primer CD que veo en la estantería de El Corte Inglés es un subproducto musical que responde por Carlos Baute que cuesta casi 20 €) pero si lo hubieras comprado allí, en la FNAC, o cualquier gran almacén o tienda de musica… ellos hubieran recibido su parte de los beneficios y no se quejarían. Pero claro, tu no eres Kashogui y no te puedes comprar todas las películas que te gustaría ver ni toda la musica que quisieras escuchar.

O sea, que ellos consideran que todas las canciones y películas que te has bajado suponen una perdida directa en sus ventas, es decir, tu te bajas un disco y ellos meten 20€ de perdidas en sus gráficos e informes. Aunque tu y yo sabemos que no te ibas a comprar todo ese material, probablemente igual no te hubieras comprado NADA, habida cuenta del PVP prohibitivo que esgrimen sus códigos de barras. En su simplona visión de las cosas, no ven que tu te estas comprando la misma cantidad de discos originales (pero lo seleccionas mucho más, ya que puedes verlo antes), y no dejas de ir al cine (porque vas para pasar la tarde y cuando quieres ver alguna en Cinemascope), es decir, quizás ni siquiera se puede decir que gastes menos que antes (bueno, igual un poquito si), pero el caso es que, es evidente que se manejan DATOS FALSOS.

Sigues sin comprender esto de que estés robando a alguien por eso. Te suena eso de Propiedad intelectual, Derechos de autor, Piratería … pero no lo acabas de ubicar.

Ahora que me acuerdo, había una parrafada que soltaban al principio las películas VHS que alquilabas en el video-club o que te pasaba tu amigo antes de devolverla (es que eran 200 pelas y la paga no llegaba a 500) que decía no se que de multas de no se cuanto. Realmente lo pasabas con la velocidad rápida porque era insufrible.

Indaguemos un poco más en la relación entre tus descargas y su desdicha, y para eso vamos a intentar aclarar conceptos, para saber de que hablamos vamos a mirar la…

DEFINICIÓN:

A ver el significado según el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua) de estos términos:

Registro de la propiedad intelectual:

1. m. El que tiene por objeto inscribir y amparar los derechos de autores, traductores o editores de obras científicas, literarias o artísticas.

Nos introducimos en el concepto del derecho de autor…

Derecho de autor:

1. m. El que la ley reconoce al autor de una obra para participar en los beneficios que produzca su publicación, ejecución o reproducción, y que alcanza, en algunos casos, a los ejecutantes e intérpretes.

Bien, sabemos que los autores tienen derechos sobre su propia obra para participar en las ganancias que genere dicha obra. Cosa lógica, ya que es suya, aunque no dice cuanto les corresponde.

Piratería: De piratear, acepción Piratear:

2. intr. Cometer acciones delictivas contra la propiedad, como hacer ediciones sin permiso del autor o propietario, contrabando, etc.

Y piratear es editar copias de dichas obras sin permiso de su autor (bueno, yo no estoy editando nada, solo las veo en casa).

Según las entidades de gestión de estos derechos de autor abanderadas por la omnipresente SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), las definiciones de “piratería” y “derecho de autor” son muy similares, pero como todo, susceptibles de interpretaciones según el cristal con que se mire.

Pongamos el ejemplo de un disco de musica cualquiera que vemos en el mercado (el de Baute de antes, mismamente). Según esto el Sr. Carlos Baute compone algunos temas musicales y saca un disco, tiene todo el derecho sobre ese disco, OK. Bueno, la sociedad capitalista y el mercado discográfico complican un poco esto:

El músico contrata los servicios de una casa discográfica para editarlo y distribuirlo, entiendo que tiene un precio dependiendo del Nº de copias que se fabriquen (como cuando vas a la imprenta para presentar tu trabajo de Historia bien bonito, y le dices que te haga 35 copias, que en clase sois un montón) o en su defecto participa en los beneficios de la venta del disco. Luego está la tienda que lo pone en el mostrador para venderlo. Entre todos podrían repartirse el precio de venta del disco aproximadamente en esta proporción (Ejemplo sobre un CD de 20€):

  • IVA: 16% (3,2 €)
  • Tienda: 20% (4,0 €)
  • Producción: 20% (4,0 €)
  • Autor: 44% (8,8 €)

Así a bulto, podría ser algo más o menos lógico, una persona crea una obra y gana dinero con ella, participando a todos los componentes del proceso, pero vamos a conocer la …

Cruda realidad:

Todavía es más complicado que el ejemplo anterior, pero ya no es culpa de la sociedad capitalista, sino de los “buitres” que se aprovechan de ella.

La cruda realidad, es que los autores venden” esos derechos a precio de saldo al Productor/Casa Discográfica (eso, si tiene la suerte de que lo acepte) para que este invierta en esa obra poniendo los discos en las tiendas y genere los pingües beneficios en los cuales el autor debiera participar según la definición, es decir, no es el autor el que PAGA al productor, sino AL REVÉS, el productor le da un dinero al autor por SU PROPIA obra. Si el autor es muy famoso y vende mucho como Baute, su posición es más estable y puede conseguir un porcentaje semi-decente, si no es así, se reduce a NADA (la horquilla puede oscilar desde un 9% a 0%). Tanto para los artistas como para el resto de componentes de la cadena, los porcentajes varían de forma drástica dependiendo de la posición de poder en el mercado, pero todo el proceso está controlado completamente por parte de la casa discográfica. La tabla que tienes a continuación se ajusta mucho más a la realidad:

  • IVA: 16% (3,2 €)
  • Tienda: 10-20% (2,0-4,0 €) Las grandes cadenas de distribución pueden conseguir el 20% y la garantía de devolución del producto NO vendido
  • Discográfica: 50-60% (10,0-12,0 €)Su porcentaje depende del conseguido por “tienda” y “autor”
  • Distribuidor: 4% (0,8 €)

Que es la propia discográfica, por tanto habría que sumarlo al anterior…

  • Fabricación: 4% (0,8 €)Ni que decir tiene que posición representa la gran discográfica con respecto a la pequeña empresa de grabación de soportes en la negociación, muy probablemente el 4% se antoja muy alto
  • Derechos de autor: 0-9% (0,0-2,0 €) El 90% de los artistas lo regalan a cambio de producir el disco. Baute y 3 privilegiados más consiguen del 9,4% hacia abajo (bueno, igual ni Baute consigue eso…) 

Y habrás pensado… “Claro, no me extraña que los autores se quejen, con lo poco (si es algo…) que sacan por sus propias obras…

Pues NO, los autores (estamos considerando autores a los componentes del gremio que forman parte de la elite, y son famosos y populares, el 90% restante no están representados) no solo no se quejan, sino que adoran a los productores y se juntan con ellos para hacer manifestaciones contra el enemigo común: TU (que curiosamente también eres su sustento). Para ellos, teniendo en cuenta como funciona el negocio, es la mejor opción que conocen.

Mmmm, vaya, pues esa forma de negocio si que parece “piratear”… pero no es esto de lo que se quejan y si volvemos a la definición del DRAE, leíamos que se trataba de hacer ediciones de la obra sin permiso, y claro, aquí permiso si que tienen, aunque se lleven prácticamente toda la ganancia. Con lo cual, “Piratería” debe de ser otra cosa…

Efectivamente, lo que los autores (compositores y cantantes de las canciones) y los productores (las Discográficas multinacionales) llaman “piratería” son entre otras cosas, las descargas que has hecho con “la mula“… TU eres el enemigo común de ambos, porque la tarta que hay que repartir se reduce y los beneficios de todos menguan (algunos más que de otros pues ya hemos visto como se reparte).

Vale, pues tenemos por una parte a los sufridos artistas que vemos en TV, con casas en Miami con vestidos lujosos y alfombras rojas, junto con las multinacionales discográficas clamando justicia y por otro lado, al populacho entre el que te encuentras que accede a contenidos culturales de forma gratuita merced a un reducto de libertad llamado Internet pero al que los primeros (que controlan los medios de comunicación) le tachan de “delincuente” (al nivel de cualquier violador o roba-coches).

Desgraciadamente, la realidad se antoja mucho más “decepcionante” que el primer ejemplo que pusimos.

¿No te parecería ideal poder CAMBIAR ESO ?

Los artistas deberían ser los primeros interesados en hacerlo …

Bueno, igual no, teniendo en cuenta que los que aparecen ahí son el 1% del total, y son los que realmente ganan mucho dinero con este negocio (aunque otros ganen mucho más a su costa) pues como dice el refrán… “Virgencita, que me quede como estoy

Pero el problema es que “como estoy” ya no es como estaban antes, porque la gente no tiene dinero para llegar a fin de mes y no se van a dejar medio sueldo para comprar CDs, sobre todo viendo como se reparten su dinero, pero ellos no aceptan la situación como la tienes que aceptar TU.

Como decíamos, tienen el poder mediático para “reclamar justicia” y eso HACE MUCHO. Tanto, que el Gobierno que TU has puesto en el poder, les hace caso y dan respuesta a la justicia que reclaman en varias formas de las cuales la más conocida es el …

CANON DIGITAL:

El Gobierno responde con cierta asiduidad a estas demandas en forma de artículos impopulares en leyes vigentes (Ley de propiedad intelectual) o adopta medidas igual de impopulares enmascaradas en otras (Ley de Economía sostenible), con la esperanza de comer poco a poco terreno a las Libertades Civiles y poder controlar lo incontrolable.

Dentro de la citada Ley de Propiedad Intelectual,  el Artículo 25 comprende el famoso “Canon Digital” que no es otra cosa que una tasa que graba soportes digitales de todo tipo. Lo que viene a significar esto es que al precio de un montón de productos como pueden ser móviles, impresoras, escáneres, discos …etc. y cualquier dispositivo susceptible de almacenar información, le han metido un impuesto indirecto que lo encarece y que obviamente repercute en el precio que pagaremos por el.

La razón por la que se ha creado este canon es para compensar la llamada “Copia privada” que es un derecho que los consumidores tenemos sobre los contenidos sujetos a propiedad intelectual (si, si, nosotros también tenemos algún derecho, ¿que te creías?) por el que legalmente podemos realizar una copia de dicho contenido para uso privado.

No hace falta ser un lince para llegar a la conclusión que este paripé se ha montado para contentar a los Autores/Editores por poner el grito en el cielo por su situación. Como no hay forma de poner en el banquillo a todos los que realizan descargas P2P, pues ponemos una tasa a todo hijo de vecino de manera indiscriminada y aquí paz y después gloria.

(El problema es que cuando yo estuve varios meses sin cobrar por la jeta del jefe, no se puso ningún canon para compensar mi situación).

En fin, recapitulemos, que esto me suena mucho…

Si tu te compras un disco, película …etc. en este país te asiste el derecho a la Copia privada, por lo que tu puedes hacerte una copia de dicho contenido para uso privado (que para eso es tuyo y lo has comprado, faltaría más).

Nuestros amigos de arriba hicieron sus cálculos (que ya sabemos como los hacen) y pensaron que si tu te compras un disco y te haces una copia para poder escucharlo tu en la cadena de musica y tu hermana en el walkman… están perdiendo una venta (y cosas por el estilo)!!!

Así que han pedido al Gobierno que se les compense de alguna forma. El gobierno que se lleva muy bien con ellos y dando muestra de su buen hacer en estos temas ha decidido que por cada CD, pendrive USB, móvil, impresora, fotocopiadora, disco duro … y cualquier aparato con capacidad para almacenar información se destine una parte de su precio a sufragar esta pérdida. No importa si estos aparatos se destinan a almacenar tus fotos o vídeos de las vacaciones, o tu proyecto de fin de carrera, se grabará de igual forma.

¿a que te suena esta forma de calcular las perdidas? ¿y que me dices de la ecuanimidad de su método de recaudación?

Efectivamente, es el “modus operandi” de nuestra entidad de Gestión de Derechos de Autor favorita conocida como …

SGAE:

Hay que destacar que los ingresos por el canon no van a parar íntegramente a los bolsillos de los autores.

Todo este dinero es recaudado y gestionado por una organización con el total apoyo del Gobierno, que no lleva un control o auditoría de sus cuentas. Nadie sabe como se reparte o administra ya que sus criterios no son públicos. De las pocas cosas que se saben es que solo un 11% de los socios tiene derecho a voto entre otras cosas, de lo que se deduce que no hay una política equitativa entre sus componentes.

Hay sospechas e investigaciones que inducen a pensar que tras la SGAE (teóricamente una entidad pública sin animo de lucro) se encuentran otros organismos privados y con objetivos muy distintos. Teniendo en cuenta que las cuentas de la SGAE no se auditan… ¡blanco y en botella!.

Y te preguntarás … pero ¿Qué clase de gente es esa?

La SGAE en representación de sus asociados (músicos, interpretes…) se dedica a recaudar dinero amparado en los Derechos de Autor y Propiedad Intelectual que ya conoces sobre cualquier manifestación musical de cualquier tipo, es decir, cualquier difusión musical que se realice fuera del ámbito privado es susceptible de generar un ingreso para la SGAE/asociados. O sea, que no sacan dinero solamente de la  venta de discos sino de cualquier manifestación pública musical. En los lugares más insospechados, en cualquier punto, aparato, lugar o escenario donde se emita alguna sintonía, allí fijará su objetivo para su incisiva campaña recaudatoria.

No se si ha quedado suficientemente claro este punto, lo explicamos con otras palabras o mejor dicho con ejemplos, que siempre vienen bien:

No encuentras curro y estás tan desesperado que optas por cogerte la guitarra enterrada en el armario e irte al parque con una caja de Farias, con la esperanza de que unas cuantas monedas aporten algo de luz a tu defenestrada situación económica.

Te instalas en el tercer banco según entras por la puerta principal y te pones a tocar una de Los Secretos que son muy ñoñas y pueden dar suficiente lastima como para hacer sacar la cartera a los viandantes.

Pues andate con ojo, que podría venirte un inspector de la SGAE a pedirte hasta 27,73€ (si estas en una capital de provincia) según el supuesto M0200180 – M0301180 – M0401180 de las tarifas de la SGAE de 2009.

Realmente, no estoy seguro si este es el supuesto correcto, si se te considera “grupo novel” el supuesto que se te aplicaría sería el M0201400 – M0301400 – M1001400 – M0401400, y el pago ascendería a 88,26€.

Y esta es la mejor opción, si llueve y te metes en cualquier sitio, la cosa se complica Y MUCHO, si te metes a unos grandes almacenes, se calculan los Mts.cuadrados de todo el recinto + los de los aparcamientos y eso se multiplica por una cantidad que nos daría la cuota mensual que habría que pagar (un poco rollo), pero considerando que se lo querrán cobrar a los dueños, lo más probable es que te echen a patadas.

En fin, esto era una simulación. No creo que se haya dado el caso de que ningún inspector de la SGAE haya tenido el valor de presentarse frente a un indigente o musico callejero a pedirle pasta, pero otras cosas serían más extrañas teniendo en cuenta los increíbles casos que protagoniza esta gente un día si, y otro también. Vamos a ver algún otro ejemplo más:

  • A nuestro hijo lo llevan en un nuevo autobús de transporte escolar, pues la empresa debe pagar 316,73€ a la SGAE por el mero hecho de llevar un vídeo-reproductor, ante la posibilidad de que pongan una película para que vean los niños durante el viaje (!y Ay del que no pague!).
  • En la comunión del niño (léase cualquier banquete/evento cualesquiera donde se reproduzca musica para amenizarla) se les debe abonar 118,79 € (hasta 75 comensales) + 0,47555€ por cada invitado adicional (¡y sus agentes recaudadores son capaces de meterse allí para cobrar!).
  • Le regalas al crío por la comunión un juguete con musica. Que sepas que del precio de distribuidor, un 2% se va a la SGAE (mínimo 0,1543 €/unidad).
  • La noria donde le montas en las fiestas del barrio, debe pagar casi 18€ al mes, por la musiquilla que suena.
  • Si en tu pagina personal o blog (como esta, por ejemplo), te da por poner musica de fondo (streaming solamente, NO descarga directa) para amenizar las visitas, prepara la cartera porque tendrás que pagar 56,26€/mes (eso si no superas las 25.000 visitas en el mismo periodo).
  • Hay muchos más ejemplos flagrantes, esto es solo el principio… imagina todos los sitios donde suena musica…

Para esta sociedad además, no hay distinción en cuanto a la naturaleza de los actos a celebrar, ellos recaudan sus cuotas (muy onerosas siempre, hay que decirlo), independientemente de que se trate de un acto con ánimo de lucro o un concierto benéfico para el pueblo saharaui. ¡Ellos deben cobrar SIEMPRE!, aunque se guarden muy mucho de decir que eso depende de los propios artistas, no de ellos (aquí se lavan las manos) y se pueda solicitar la exención del pago bajo sus condiciones.

Y por si fuera poco… ¡¡¡ siguen sin estar contentos !!!

La SGAE y el resto de Sociedades de Gestión de Derechos de Autor siguen presionando para ganar batallas en esta guerra que libran ellos solos contra la sociedad y en connivencia con el Gobierno, y en esta línea están intentando constantemente conseguir autorizaciones legales para erigirse como Censores en Internet y poder controlar contenidos (ver información sobre Ley de Economía sostenible), lo cual nos lleva a un problema de dimensiones mucho mayores: el control de las libertades civiles.

Mas o menos, y a grandes rasgos, esta es un poco la situación, y como toda situación en la que no hay buenos ni malos, ni vencedores ni vencidos, ni todo es blanco ni negro creo que hay que someterlo a un análisis desde varios puntos de vista:

CONSIDERACIONES LEGALES Y PENALES:

Sobre el supuesto delito que siempre se supone que cometemos con el tema de las descargas, habíamos visto la definición del DRAE que dicho sea de paso, es un tanto ambigua, así pues, vamos a profundizar un poco:

Para que un juez dictamine que hemos cometido un delito de este tipo y transgredimos la ley sobre la propiedad intelectual y los derechos de autor deben cumplirse 2 condiciones:

  1. Que distribuyamos esa musica o películas sin permiso del autor.
  2. Que la citada distribución se realice con ánimo de lucro, es decir, que nos este reportando un beneficio económico.

Bueno, de momento el 2º punto no se va a cumplir nunca, por tanto no estamos cometiendo ningún delito desde el punto de vista legal, lo que hacemos entra dentro de uno de nuestros derechos, ese del que hablábamos antes llamado “Derecho de copia privada“. Podemos estar tranquilos que aunque venga la benemérita a llamar a casa para acusarnos de “piratería” ningún juez en su sano juicio (valga la redundancia) nos va a condenar, básicamente porque no se ha hecho hasta ahora.

CONSIDERACIONES ÉTICAS:

Bueno, tenemos claros algunos conceptos y consideraciones legales, pero como todos estos dicen que eso es malo, vamos a analizarlo desde un punto de vista ético, pues realmente no tenemos claro si estamos haciendo algo mal, más allá de recovecos e intríngulis de abogado.

Remontemonos atrás, y al porque de estas leyes de protección al autor …etc.

Los derechos de autor se empezaron a legislar por el siglo XVIII o por ahí, a raíz de la invención de la Imprenta. Por esos entonces no se regulaban las obras musicales ni artísticas sino los libros principalmente. El Autor desde un punto de vista intelectual solo aspiraba a un reconocimiento moral de su obra y su autoría, y cuando se creo la Imprenta que permitía generar muchas copias de dicha obra, se pensó en compensar al Creador de la misma ante los beneficios del librero que era quien se lucraba por ser el único capaz de reproducir copias del mismo producto, produciendo beneficio para sí solamente.

Los artistas se suelen lamentar que el avance de las tecnologías de la información provocan perdidas en sus ingresos, y por tanto, demandan soluciones.

Hay que recordar que los mismos avances tecnológicos son los que permiten que un artista cobre en repetidas ocasiones por un solo trabajo. Cuando no existían estos… solo cobraban cuando actuaban, es decir, cuando trabajaban. La tecnología ha favorecido más que ha perjudicado a los artistas. ¡ Esto es una obviedad !

A lo mejor es hora de reenfocar el negocio.

Quizás sea hora de equiparar el Artista a cualquier otro profesional de forma y manera que cobre cuando actúa/trabaje, lo que sea menester, y  que el disco se convierta en una herramienta de su campaña de Marketing como inversión de su futuro negocio y trabajo que como ha sido siempre se realice sobre los escenarios.

¿Porqué NO?

En cualquier caso, creo que nadie está en contra de que el trabajo del autor (sobre todo el del autor original, no el del que ha comprado ese derecho en el “mercadillo discográfico“) se remunere en su justa medida, pero es obvio que no es este el procedimiento. Vamos a verlo más gráficamente con ejemplos, como hemos hecho en todo el artículo:

1.- Por ley, los Derechos de Autor pasan a dominio público (que quiere decir que son accesibles por parte de todo el mundo sin pedir permiso ni pagar) transcurrido un tiempo que puede variar dependiendo del país. En España el Derecho de Autor (entendiéndolo como derecho de explotación económica) dura hasta 60 años después de la muerte del creador. Es entonces cuando el uso de la obra es público, respetando los derechos morales y la autoría original.

Podemos considerar que TODA LA VIDA del autor + 60 años posteriores tras su muerte, es tiempo más que suficiente para exprimir todo el rendimiento económico que pudiera producir, sin embargo, cuando la situación lo requiere, se presiona a los organismos y si es necesario se amplia el margen. En USA se han modificado estos términos hasta en 11 ocasiones desde su instauración. Es público y notorio el caso de los derechos de imagen sobre el Raton Mickey con la empresa Disney, que iban a caducar en 2003 pero se ha ampliado el tiempo una vez mas, ya que sigue dando beneficios como todos podemos imaginar.

2.- Quién controla el uso de los Derechos de Propiedad Intelectual (de Autor, Patentes, Copyright…) lo controla todo.

Los casos de “PLAGIO” sobre obras no registradas convenientemente o con un poder mediático inferior a los “plagiadores” son legión. Y por supuesto, no suelen trascender (lógicamente, quien tiene el control sobre los medios tiene todos los ases de la baraja). Un caso escandaloso y conocido es el de “Rey León“, copia descarada de la obra del autor japones de Manga, Osamu Tezuka: “Kimba, el leon blanco“, en la que hasta la estética apenas cambia, pero los abogados de la corporación Disney no son enemigo para Tezuka ni para nadie.

3.- ¿Qué diferencia hay entre el trabajo de un artista (no vamos a entrar en lo que algunos entienden y entendemos por artista) y el de cualquier otro?

¿un albañil, por ejemplo?

Entendemos que es un trabajo como cualquier otro, con sus particularidades, pero un trabajo al fin y al cabo. Así se definen ellos cuando claman porque se les “esta robando“. Yo en mi trabajo cobro por mi día, semana o mes de trabajo realizado. Ellos realizan su trabajo y tienen que cobrar “per secula seculorum“, cada vez que alguien lo escucha o lo ve. El albañil no intenta cobrar cada vez que pasas por una escalera que EL ha construido. El ha cobrado por un trabajo realizado, y a por otro, sin embargo, el artista lo deposita AHÍ, para nuestro disfrute, pero cada vez que lo usemos debemos pagar.

Si tiene la suerte de que ha construido una escalera por la que pasa mucha gente, podrá seguir cobrando sin hacer NADA más de por vida, bueno, hasta 60 años después de muerto (si no lo amplían).

El tema de los Derechos de Propiedad Intelectual, Copyright, Patentes es un mundo de negocios VIRTUAL e INFINITO, creado a capricho de los tiburones financieros.

En el mundo del software, que es un caso similar, ya se dan situaciones kafkianas. La legislación USA permite que se pueda registrar prácticamente todo, y por tanto pasar a ser dueño de todo, símbolos, ideas … prácticamente cualquier cosa que plasmemos de forma gráfica con intención de formar un mural con cualquier significado podría ser susceptible de tener que pagar por violar derechos de autor de prácticamente cualquier cosa.

Por ejemplo, alguien (más que alguien, hablemos de algo, normalmente una empresa y casi con toda seguridad una gran corporación Multinacional) puede registrar en la Oficina de Patentes prácticamente cualquier cosa, un clic de ratón por ejemplo. Esto daría lugar a situaciones ridículas (u oportunidades de negocio ilimitadas, en manos de los tiburones capitalistas) como tener que pagarles un impuesto por comprar un ratón, o derechos por cada clic que hagamos al nuestro…

Este ejemplo, que nos parece ridículo no dista gran cosa de lo que tenemos en la actualidad, y no es ninguna idea de ciencia-ficción. Es viable gracias a la legislación que tenemos.

A día de hoy, el concepto original se ha perdido casi por completo. Los Derechos de Autor son moneda de cambio para aspirar a la ganancia económica quasi-infinita. Si conseguimos un producto (ya sea musical, cinematográfico, software …etc) que se vendiera indefinidamente, la ganancia sería ilimitada y la inversión o trabajo que la ha generado es única y tendería a despreciable si el producto se vende lo suficiente, ya que la tecnología actual permite la consecución de copias a coste 0. Esto debiera derivar en reducir el tiempo de explotación, NO aumentarlo. Deducimos pues, que el autor podría llegar a lucrarse (si cobrara realmente sus derechos) para siempre sin volver a trabajar. Eso no es fomentar la cultura, es matarla.

Esta idea parece descabellada, habida cuenta de que la gran mayoría de artistas no puede subsistir de su trabajo, pero otros amasan grandes fortunas. El negocio está montado de forma injusta y los únicos que pueden tener interés en mantenerlo, son precisamente los 4 potentados que sacan tajada de esto… “SI, adivinaste, son los que salían llorando en la TV!.

Decían que las descargas en internet ¡¡van a acabar con la musica/cine…!!

FALSO: Sería lo mismo que decir que si desaparecieran los sueldos millonarios de los futbolistas, desaparecería el fútbol… ¿Quién se cree eso?

En el “peor de los casos” seria una profesión como otra cualquiera, y se practicaría por vocación y por tener un trabajo digno más. Ser deportista o artista no implica ser millonario, lo único que puede desaparecer con esta revolución es la Industria Discográfica/Cinematográfica, NO la musica ni el cine, y ojala fuera así, todos saldríamos ganando.

Lo cierto es que el mundo está cambiando, y los negocios deben adaptarse a los nuevos tiempos si quieren sobrevivir, y esperemos conseguir que realmente algo cambie, por el bien de todos.

 


Links:

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Propiedad Intelectual… ¿Qué es eso?

  1. hastaloshuevos says:

    La Sinde” (Ministra de Cultura), ataca a las paginas con enlaces de descargas en las que se enlaza a los contenidos sujetos a Propiedad Intelectual.

    Recordamos que esta señora ha sido Directora de cine y Presidenta de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Es obvio que su rol no es precisamente mediador, sino claramente posicionado a favor de “la Industria“.

    Decíamos que en su penúltima batalla, ha confeccionado un proyecto de Ley en la que para conseguir cerrar paginas web que consideren “malas“, extrae un poco a la figura del juez del procedimiento, de forma sibilina pero claramente debido a que ninguna sentencia judicial (realmente, las únicas que debieran tener validez) ha sentenciado a ninguna pagina por violar las leyes de Propiedad intelectual y Derechos de Autor.

    Idea gráfica del asunto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *